Las vitaminas: funciones sobre nuestras mascotas

Una vez más nos acercamos a la nutrición canina, en esta ocasión para hablar sobre las vitaminas. En esta entrada del blog vamos a centrarnos en las liposolubles.

Las vitaminas son moléculas orgánicas necesarias para el organismo. Con escasas excepciones, el organismo no puede sintetizar la mayoría de las vitaminas, por lo que debe obtenerlas a partir de los alimentos.

Las vitaminas liposolubles son: A, D, E Y K. Vamos a detallar su acción sobre el organismo y los alimentos en los que podemos encontrarlas:vitaminas-liposolubles-A-D-E-K-300x74

VITAMINA A:

Interviene en la visión, el crecimiento óseo, el dental, la reproducción y el mantenimiento de los tejidos epiteliales.

Las hortalizas como las zanahorias y las patatas dulces son ricas en vitamina A, aunque la mayor concentración de vitamina A activa está en los aceites de hígado de pescado, la leche, el hígado y la yema de huevo.

yema-huevo-300x225

VITAMINA D:

Regula el metabolismo del calcio y fósforo en el organismo. Es la vitamina D3 la que tiene mayor importancia nutricional para los omnívoros y carnívoros, como el perro y el gato. Es sintetizada por el organismo mediante la exposición a los rayos UV solares.

La deficiencia en vitamina D altera la mineralización ósea, provocando osteomalacia en animales adultos y raquitismo en los que están creciendo.

Las fuentes tal y como hemos comentado son de manera endógena, los rayos solares. La luz solar estimula más la producción de Vitamina D durante los meses de verano y a grandes altitudes. Por lo general, la mayoría de los alimentos naturales aportan muy poca cantidad de vitamina D, una de las pocas fuentes alimentarias concentradas en vitamina D son los aceites de hígado de pescado, sobretodo el de bacalao.

Por este motivo los alimentos comerciales se enriquecen con ella para asegurar que perros y gatos reciban una cantidad suficiente, con independencia de la luz solar que reciban.

aceite-de-pescado2-300x225

VITAMINA E:

La vitamina E se encuentra en pequeñas cantidades en casi todos los tejidos del organismo, el hígado puede almacenar cantidades apreciables.

La función principal y más importante de esta vitamina es la antioxidante.

Es sintetizada por diversas plantas, los alimentos más ricos en ella son el trigo germinado, los aceites de maíz, la semilla de algodón, la soja y el girasol. La mayoría de los alimentos animales sólo aportan pequeñas cantidades de vitamina E: la yema de huevo puede contener una cantidad moderada, pero la leche y los productos lácteos son fuentes muy pobres.

La vitamina E en los alimentos comerciales se puede oxidar y destruir junto con la grasa, de modo que es necesario almacenarlos adecuadamente para prevenir cambios oxidativos de las grasas y mantener suficientes niveles de vitamina E.

maiz-310x165-300x160

VITAMINA K:

Su función sobre el organismo recae en la coagulación sanguínea. Es necesaria para una correcta coagulación de la sangre.

Se encuentra en las plantas de hoja verde, como espinacas, repollo, berza y coliflor. En general, las fuentes animales contienen menor cantidad de vitamina K: el hígado, el huevo y ciertos pescados son las fuentes más ricas.

La síntesis de la vitamina K por las bacterias del intestino grueso de perros y gatos aporta al menos una parte, si no la totalidad, de las necesidades de estos animales. Por lo tanto, la suplementación dietética de esta vitamina sólo es importante cuando la población bacteriana intestinal está reducida, como sucede durante el tratamiento médico con ciertos antibióticos.

Todas nuestras gamas de piensos incluyen estas vitaminas en buenas cantidades a excepción de la vitamina K, ya que tal y como hemos indicado, no es necesaria su adición en los alimentos.

www.vitake.net

www.vitake.net/tienda

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *