"El refuerzo de la autoestima de nuestros pacientes es una de nuestras metas"

"El refuerzo de la autoestima de nuestros pacientes es una de nuestras metas"

Entrevista a Patricia Sánchez, especialista en perros de terapia

Los perros de terapia de Itacan (Intervenciones terapéuticas asistidas con canes) visitan cada día centros geriátricos y de discapacitados en el norte de Cataluña. Las sesiones a domicilio son las más apropiadas para estos enfermos con movilidad reducida. La directora del centro, Patricia Sánchez nos explica un poco más su método de trabajo y el día a día de sus perros de terapia.

[caption id="attachment_6251" align="aligncenter" width="670"]9981_1 Patricia junto a su perra Shiva[/caption] -¿En primer lugar, para el lector menos especializado? ¿Qué es exactamente un perro de terapia? Un perro de terapia es un animal específicamente adiestrado y seleccionado que con la ayuda de su técnico/guía forma parte de un programa terapéutico en el que se tiene como finalidad alcanzar unos objetivos concretos. Los perros de terapia enriquecen la intervención terapéutica convencional aportando beneficios de tipo preventivo, físicos, psicológicos, sociales y educativos, sin sustituir en ningún caso a las terapias o tratamientos convencionales. Eso es debido a que la introducción de un animal en una sesión de trabajo aumenta la motivación del usuario para realizar ciertas actividades.  [caption id="attachment_6254" align="alignright" width="391"]2014-10-28 10.31.11 Shiva en una sesión de terapia[/caption] -¿Qué tipo de ayuda ofrecen a los enfermos? Dependerá de las enfermedades pero tengo entendido que a los diabéticos les detectan las bajadas de azúcar. ¿Que aportan a los enfermos mentales, enfermos de cáncer? Las sesiones de trabajo y las actividades a realizar dependerán mucho de las necesidades específicas del colectivo con el que se va a trabajar y de los objetivos que se establezcan con los profesionales del centro. Sin embargo hay que diferenciar a los perros de terapia de los perros de asistencia, que son aquellos adiestrados específicamente desde cachorros para cubrir necesidades concretas de un usuario con el que convivirán: el ejemplo más conocido es el del perro lazarillo, pero también hay los perros de alerta médica que como dices detectan bajadas de azúcar o perros de servicio que ayudan a las personas con discapacidad física a realizar tareas del día a día. En el caso de los perros de terapia, éstos son introducidos en sesiones de trabajo y viven con su técnico/guia. Las actividades pueden ser de tipo lúdico, educativo o terapéutico y pueden tener múltiples objetivos enfocados a trabajar necesidades específicas dentro del ámbito de la discapacidad: estimulación sensorial, estimulación cognitiva, socialización, psicomotricidad,… El refuerzo de la autoestima para un paciente ingresado en un centro geriátrico es un objetivo que acostumbramos a trabajar en nuestras sesiones a través de actividades enfocadas a reforzar las carencias afectivas del usuario. También son habituales para este colectivo las actividades destinadas a trabajar la estimulación sensorial o cognitiva, por ejemplo a través de juegos de memoria en los que el animal forme parte activa. En el caso de pacientes con discapacidad física, frecuentemente desarrollamos actividades que tienen que ver con el desarrollo funcional y motor, de modo que permitan a los usuarios desarrollar una mayor autonomía o contribuir a una mejora en su discapacidad. Para poder dedicarte a algo en cuerpo y alma, lo primero que necesitas es amarlo y como bien dices a mi los animales me encantan. Sin embargo la ayuda que el perro de terapia pueda ofrecer a los enfermos dependerá de una correcta identificación de las necesidades y objetivos a alcanzar y de realizar una buena planificación de las sesiones, ya que es fundamental adaptar la sesión y las actividades a las necesidades específicas de los usuarios. Para un niño enfermo de cáncer, podría ser suficiente la búsqueda de actividades que permitan romper su rutina y disminuir el nivel de estrés provocado por el tratamiento al que está sometido. -En vuestra web (www.itacan.es) leo que tenéis varios proyectos en marcha con residencias, centros de día y centros de terapia ocupacional. ¿Cuantos años lleváis trabajando con perros de terapia? Hace relativamente poco que hemos empezado, llevamos poco más de un año en activo. Sin embargo el proyecto de Itacan se empezó a gestar en el año 2012. Empezó como una ilusión, una idea que debía aglutinar mi experiencia en el sector sanitario con mi pasión de toda la vida, los animales. Traté de plasmar mis ideas sobre un papel para poco a poco ir viendo qué necesitaba para poder dedicarme a las terapias con animales. Empezé a formarme en el mundo de la zooterapia, del adiestramiento y etología canina y de las terapias asistidas con perros, a la vez que completaba a distancia mis estudios sobre atención y cuidados a personas en situación de dependencia. [caption id="attachment_6253" align="aligncenter" width="670"]3 Shiva, en acción[/caption]   [caption id="attachment_6256" align="alignright" width="169"]20150402_170449 Kira, en un centro geriátrico[/caption] Al cabo de un tiempo decidí lanzarme a la búsqueda de la que sería mi compañera de trabajo, Shiva, una Bouvier de Berna muy sociable y equilibrada y con una excelente predisposición al trabajo. Tardamos meses en dar con ella y desde el principio enfocamos el trabajo en su adiestramiento para poder dedicarse a las terapias, sabiendo desde el inicio que debíamos ir poco a poco, ya que para nosotros el bienestar animal es una prioridad. Al poco tiempo empezamos a colaborar con un centro de atención a personas con discapacidad para que Shiva se habituara al entorno y socializara con distintos tipos de usuarios y distintas situaciones. La experiencia fue un éxito y con el tiempo hemos puesto en marcha distintos proyectos en centros ubicados en las provincias de Barcelona y Girona. Al equipo de Itacan se ha unido en los últimos meses Kira, una Shit Tzu de siete años muy afable y tranquila que hace un excelente tándem de terapia con Shiva. -Para terminar, una pregunta más personal. Supongo que dedicándote a esto eres una gran amante de los animales, pero lo de los perros de terapia es algo más específico. ¿Por qué te decantaste por esta rama canina? Para poder dedicarte a algo en cuerpo y alma lo primero que necesitas es amarlo y como bien dices a mi los animales me encantan. Desde pequeña crecí con animales en casa y siempre he buscado su compañía y admirado su sencillez y nobleza. Cuando un día vi el camino para poder dedicarme profesionalmente a ayudar a personas con necesidades reales con la compañía y el apoyo de un perro de terapia decidí poner los recursos a mi disposición para conseguir mi objetivo. Cuando amas y crees en lo que  haces créeme, no hay barreras, y aunque el camino no ha sido fácil y aun queda mucho por recorrer el simple día a día y el cariño que te brindan los usuarios hace que todo merezca la pena. Poder aportar algo, por pequeño que sea a alguien que lo necesita y más, con la ayuda de mi perra es algo realmente gratificante.

Back to the list

Producto añadido a Lista de deseos