¿Buen sabor? A tu perro le gusta que huela bien

¿Buen sabor? A tu perro le gusta que huela bien

la-importancia-del-olfato-y-el-proceso-de-olisquear_jw157

Diversos estudios estiman que el olfato canino es muy superior al del ser humano. Quizás por esta razón,  una de las cosas más importantes para los perros es que el pienso huela bien.

El olfato es un sentido que el perro utiliza para relacionarse con su entorno. Gracias a su olfato, olisquea su mundo, reconoce a las personas que le rodean o puede percibir un peligro no muy lejano. Como curiosidad, el olfateo hace que el aire entre a través de los orificios varias veces más rápido que durante la respiración normal.

Como no podía ser de otra manera, el perro también usa su hocico como guía a la hora de ingerir o no un alimento. Lo cual es muy lógico si tenemos en cuenta que en la antigüedad, los perros en general y en la actualidad, los perros salvajes, buscan los alimentos con su olfato. Este habrá sido uno de los principales motivos por los que el olfato de los perros está tan desarrollado comparándolo con el de los humanos o el de otros animales. Así el perro llega a tener 200 millones de células olfativas frente a los 10 millones que tienen los humanos. El olfateo del perro cubre un área de 200 cm2 en lugar de los 10 cm2 escasos que abarca el de los humanos.

comida

Si, además, analizamos y comparamos el sentido del gusto de perros y humanos vemos que el perro sólo cuenta con 1700 papilas gustativas frente a las 9000 de los humanos siendo menor su capacidad de detectar los sabores amargo, salado y ácido. En conclusión, lo que más más incide en la palatabilidad del pienso es su aroma. Es importante por lo tanto usar un pienso de calidad que invierta una parte de la formulación en lograr un aroma agradable para el perro.

Partiendo de esta premisa, parece que los piensos con olor intenso y agradable serán los que más complacerán a nuestra mascota y no es difícil deducir que los piensos húmedos son más atractivos para los canes ya que tienen un aroma más marcado y profundo que los piensos secos. En este sentido, es muy importante mantener nuestros alimentos en buena conservación, con los paquetes bien cerrados, evitando que se resequen. De lo contrario, corremos el riesgo de que el perro coja cierto desinterés hacia esos alimentos.

Terminamos el artículo contándoos un truco para hacer más apetitosa la comida para nuestro perro. Sencillamente hay que calentar la comida, ya que con el calor se potencian los olores. Podemos optar por calentar un poco de agua y humedecer el pienso con ella. Esperemos que este truco os ayude a animar un poco las comidas de vuestra mascota.


Back to the list

Producto añadido a Lista de deseos