“Nuestra esencia es tratar a cada perro como único”

“Nuestra esencia es tratar a cada perro como único”
Sonia Luengo puede presumir de vivir y dedicarse plenamente a sus dos grandes pasiones: los perros y su estilismo. A pesar de su juventud, cuenta con un brillante currículum (que sigue ampliando con formación continua) y varios títulos nacionales e internacionales en Campeonatos de Peluquería Canina. Todo ello, le ha llevado a ser nominada como Mejor peluquera revelación 2016.
mejor peluquería canina
Actualmente cumple su sueño en Zaragoza, dirigiendo uno de los centros de estilismo canino de referencia: Guau qué pelos! , donde se ofrece peluquería canina de alta calidad y formación. En esta entrevista nos habla de su pasado y su presente, mientras expone consejos para el cuidado del pelo de nuestra mascota. ¿Tienes perro actualmente? Sí, tengo 2 perros: Caniche Mediano Marrón y Galgo Afgano. También tengo 3 gatos: 2 europeos y un Maine Coon y un acuario de 250l. ¿Tú primer perro? Mi primer perro fue de niña, un pastor belga  de pelo largo, y con el que se inició mi amor profundo a los animales. ¿Qué significan para ti los perros? Pues ahora mismo lo son todo: son los que me dan trabajo, y los que me dan la vida. Aunque esté todo el día cansada de trabajar, (porque, dicho sea de paso, este trabajo es muy exigente físicamente) es salir de la pelu y ver a mis perros jugar en el parque y se me pasan todos los males.  Los fines de semana siempre buscamos excusas en casa para pasar más tiempo con ellos.
guau que pelos
¿Cómo empezaste en el mundo de la estética canina? De niña, por circunstancias familiares, tuve que ponerme a trabajar a una temprana edad, y la profesión elegida en aquel momento -por su rapidez- fue la peluquería humana. Trabajé en salones de peluquería de alto nivel en San Sebastián durante casi 10 años. Tras trabajar varios años en peluquerías "humanas", decidí que era el momento de aprovechar mi experiencia y enfocarla a mi pasión: la peluquería canina. Por eso, en 2011 conseguí mi primer título, y tras 4 años trabajando en clínicas veterinarias compaginando la peluquería con ayudante técnico veterinario, decidí cumplir mi sueño y abrir mi propio centro de estilismo canino: Guau Qué Pelos! ¿Cuéntanos  sobre tu exitosa evolución? Nuestro centro busca ofrecer una peluquería canina de alta calidad, por lo tanto nos exigimos un nivel todavía más alto a nosotros mismos, y casi cada mes asistimos a talleres, masterclass y clases privadas con los mejores estilistas caninos. Con esa exigencia nace nuestra inquietud por las competiciones de peluquería canina, es una manera de probarnos y exigirnos a nosotros mismos. En 2014 decidimos que era momento de comenzar a competir en las competiciones a nivel internacional de la EGA, consiguiendo 3 medallas en solo 1 año y un Best in Show. Pero en realidad todo tiene un fondo y una base, y si hoy hemos conseguido todo esto, es por nuestros primeros años en clínicas veterinarias… es ahí donde cogí experiencia y vi las 1001 cosas que te pueden pasar siendo peluquero canino en el día a día. ¿Cuál es la esencia de Guau qué Pelos? Nuestra esencia es tratar a cada perro como único, analizamos su estructura corporal, su tipo y color de pelo, su expresión y realizamos un arreglo dentro de los estándares de su raza, acorde a todo lo anterior, y con los más altos productos de cosmética canina del mercado. Tal y como haría un estilista humano. Siempre asesorando sobre los cuidados que deben realizar entre sesión y sesión. Tratamos de diferenciarnos del resto, también por los productos que tenemos en nuestra tienda siendo estos únicos y exclusivos. Además ofreces formación… Hoy en día cada vez hay más centros de peluquería canina, yo personalmente hasta que no estuve bien formada y con experiencia no abrí mi centro. Y eso es lo que buscamos, convertir personas  en profesionales de la peluquería canina y que trabajen de lo que les gusta, pero que trabajen correctamente, ya que de lo contrario esta profesión corre el riesgo de devaluarse, por profesionales que sin experiencia abren sus centros, y ponen precios bajos para captar clientes rápido.  Eso es un error, esta profesión a través de ojos inexpertos puede parecer fácil y al alcance de cualquiera, pero no es así. En nuestra escuela de peluquería canina en Zaragoza el aprendizaje es totalmente presencial y siempre el alumno tendrá en sus clases un perro real, bajo el asesoramiento de profesionales que supervisarán su aprendizaje paso a paso. Disponemos de varios tipos de cursos: www.guauquepelos.com/cursos ¿Cada cuánto deberíamos llevar a la peluquería a nuestra mascota? Existe un antiguo mito en el cual, se decía que no se podía bañar al perro más de una o dos veces al año… Este mito viene fundado por la “cosmética canina” empleada antiguamente, lo ponemos entre comillas porque antes se bañaba a los perros con champús para humanos, o otros champús más agresivos. Evidentemente estos productos eran extremadamente detergentes para ellos, arrastraban todo a su paso, y esto debilitaba la capa de su piel. Lógicamente no era recomendable hacerlo muchas veces. En nuestra peluquería canina utilizamos champús de altísima calidad, desarrollados por laboratorios por y para nuestros perros. Por lo tanto, si lo hacemos de la manera adecuada, podemos bañar a nuestro mejor amigo, semanalmente si lo deseamos. ¿Podrías darnos unos consejos básicos sobre el cuidado diario del pelo de nuestra mascota?

- Cepillado o deslanado semanal o diario dependiendo del perro

- Hacerlo siempre encima de una mesa para que se acostumbre

- Premiar este comportamiento

- Hacer que el momento del cepillado sea un momento dueño-perro íntimo, bonito y feliz

- Llevarlo a la peluquería canina cada 15 o 30 días hará que las sesiones sean más cortas y placenteras para el perro.

- Darle una correcta alimentación

- Nunca rapar corto o muy corto el pelo, pues daña el folículo y dificulta el crecimiento

- Dejarse asesorar y buscar un centro en condiciones, que realice la correcta técnica en cada momento


Volver a la lista