LEISHMANIOSIS: qué es y cómo actúa

LEISHMANIOSIS: qué es y cómo actúa
  • Os acercamos -en dos entregas- la información más relevante sobre una de las enfermedades más temidas por todos los que tenemos perro
  • En el segundo capítulo hablaremos acerca del diagnóstico y tratamiento, así como sobre la prevención y el control
¿QUÉ ES LA LEISHMANIOSIS? La leishmaniosis canina en Europa es una enfermedad zoonótica, es decir, que afecta al perro y a las personas, causada únicamente por el protozoo Leishmania infantum.
leishmania_tratamiento
EPIDEMIOLOGÍA
  • Transmisión vectorial: Leishmania es un parásito digénico, que realiza parte de su ciclo biológico en el tubo digestivo de un artrópodo vector (especies del género Phlebotomus en la cuenca mediterránea) en su forma flagelar (promastigote), y otra parte en el hospedador vertebrado, principalmente en los macrófagos, en su forma aflagelar (amastigote).
  • Existen otras vías de transmisión: vertical, venérea y transfusión sanguínea.
  • PREVALENCIA: en España es muy variable (<3%- >25%) siendo menor en la cornisa cantábrica y mayor en el centro, sur y cuenca mediterránea.
  • INCIDENCIA: en el perro hay cierta predisposición racial (Boxer, Cocker Spaniel, Rottweiler y Pastor Alemán). El desarrollo de la enfermedad presenta una curva bimodal con respecto a la edad, por lo que la incidencia es mayor en animales < 2-3 años y > 8 años.
PATOGENIA La patogenia es consecuencia de la intensa respuesta humoral del hospedador frente al parásito. Debido a la continua estimulación antigénica causada por la alta carga parasitaria y exagerada respuesta de anticuerpos no protectora, se pueden producir graves consecuencias por el depósito de inmunocomplejos: glomerulonefritis, vasculitis, poliartritis, uveítis y meningitis. SIGNOS CLÍNICOS Y LESIONES Esta enfermedad se caracteriza por un amplio abanico de signos clínicos y alteraciones clínico-patológicas que se deben evaluar siempre en los pacientes para poder establecer un tratamiento y pronóstico adecuados.
  • SIGNOS CLÍNICOS: adelgazamiento, astenia, linfadenomegalia y lesiones cutáneas (formas queratoseborreicas, formas ulcerativas y formas nodulares). Menos frecuentes son glomerulonefritis y signos asociados como vasculitis, poliartritis, trastornos digestivos, cardiorrespiratorios y neurológicos.
  • ALTERACIONES CLÍNICO-PATOLÓGICAS:
    • HEMOGRAMA: anemia no regenerativa, leucocitosis o leucopenia, trombocitopatias.
    • PERFIL BIOQUÍMICO: hiper beta-gammaglobulinemia, hipoalbuminemia, proteinuria, azotemia, elevación de enzimas hepáticas.

  **Una información de: Cristina González Pastor | Colegiada número 1060 por el Colegio Oficial de Veterinarios de Navarra Actualmente trabaja como veterinaria clínica en el Hospital Veterinario Pamplona.

Volver a la lista

Producto añadido a Lista de deseos