Balto, el héroe de Nome

Balto, el héroe de Nome

Nuestro "Perro Insignia" de hoy se llamaba Balto: ayudó a salvar el futuro de todo un pueblo de Alaska, diezmado por una grave epidemia y aislado del mundo por el crudo invierno.

unnamed

Nome es un pueblo de Alaska que pasa la mayor parte del año rodeado de nieve y hielo debido a su septentrional latitud. Sus 3000 habitantes viven durante largas temporadas refugiados en sus hogares, incomunicados ante una emergencia y en algunas ocasiones han tenido graves problemas debido a este motivo. [caption id="attachment_6036" align="alignright" width="300"]Nome, hogar de Balto Baltó desafío al frío en un paisaje como este[/caption]   En 1925, se desató una fatal epidemia de difteria en este pueblecito. Esta enfermedad letal afecta principalmente a los niños que no alcanzan los 5 años de edad. La situación era crítica, ya que se habían producido algunos fallecimientos y no se disponía de los medicamentos necesarios. Se solicitó ayuda por telegrama y el hospital más cercano con existencias estaba en la ciudad de Anchorage, a 1.600 km de distancia. Había dos problemas más: para empezar, un episodio tormentoso impedía el viaje de un medio transporte aéreo de urgencia, y en segundo lugar el avance de los hielos debido al crudo invierno había dejado el puerto completamente helado e impracticable. En una medida desesperada y con el afán de salvar a los niños de Nome y el futuro del pueblo, se decidió acercar el suero en ferrocarril hasta Nenana. Simultáneamente, se envió una heroica expedición de perros y trineos hacia Nenana que tuvo que cubrir unos 1000 kilómetros de distancia. En el siguiente mapa se puede ver la ruta que siguieron los mushers con los canes(en color verde). [caption id="attachment_6038" align="aligncenter" width="677"]Viaje de Balto El mapa muestra en verde la ruta que realizó la expedición de Balto[/caption]

La hazaña de Balto

Entre ese centenar de perros, estaba Balto, un hasky siberiano marrón, de aspecto débil y enfermizo, que fue incluido en la manada como fuerza adicional, el tiempo que pudiera aguantar. Sin embargo, cuando el perro líder de su grupo murió de agotamiento durante el regreso a Nome, fue Balto quien asumió el liderazgo y fue capaz de guiar al resto de canes hasta el pueblo con los medicamentos necesarios para salvar a la población, que lo coronó como un héroe tras su hazaña. Los medios lo encumbraron y fue portada de numerosos periódicos. Incluso se erigió una estatua en su honor en Central Park. [caption id="attachment_6037" align="aligncenter" width="670"]Estatua de Balto en Central Park La escultura de Balto en Central Park, cerca al famoso puente que aparece en innumerables películas.[/caption]

La vida de Balto fue llevada al cine en 1995 y este primer filme cuenta con dos secuelas, lanzadas en 2002 y 2004 respectivamente. Os dejamos el trailer de la primera película.

Más información

Universidad de Salamanca La historia de Balto en Wikipedia

Volver a la lista

Producto añadido a Lista de deseos