Peculiaridades nutricionales del gato

Aunque gatos y perros disfrutan de un estatus casi similar como animales de compañía en nuestra sociedad, es importante reconocer que se trata de dos especies distintas. Esta evidencia se manifiesta por diferencias fisiológicas, conductuales y dietéticas muy claras. Es por ello, que os vamos a hablar de las principales peculiaridades nutricionales del gato.

iStock_000061102932_Large-1-300x169

En otra entrada de nuestro blog, comentaremos al detalle los distintos requerimientos de gatos y perros en referencia a diversos nutrientes. Entre estas diferencias destacan el específico metabolismo energético y de la glucosa del gato, su mayor necesidad de proteínas, su dependencia de la taurina exógena y su sensibilidad a la deficiencia del aminoácido arginina, entre otras.

El estudio de la filogenia y las relaciones evolutivas entre perros y gatos arroja algo de luz sobre sus diferencias nutricionales. Aunque ambas especies pertenecen a la clase mamíferos y al orden carnívoro, el perro pertenece a la superfamilia canoidea actual y el gato a la superfamilia feloidea.

La historia evolutiva del perro sugiere una preferencia por una dieta más omnívora en la naturaleza. Por su parte, la historia del gato indica que esta especie ha consumido una dieta puramente carnívora durante todo su desarrollo evolutivo.

La gran especialización en la dieta del gato ha provocado adaptaciones metabólicas específicas que se manifiestan por requerimientos nutricionales peculiares. La consecuencia de estos cambios es que el animal no puede obtener todos los nutrientes necesarios sólo a partir de plantas y productos vegetales, por lo que debe consumir tejidos animales para cubrir ciertas necesidades nutriciones.  Estas peculiaridades nutricionales se observan en el gato doméstico, pero no en su frecuente coinquilino, el perro doméstico. Este hecho tiene importancia práctica, dada la extendida creencia entre algunos propietarios de que a los gatos se les puede alimentar como si fueran perros pequeños.

Fotolia_66239764_XL-300x300

Las peculiaridades nutricionales del gato dan lugar a requerimientos dietéticos más rígidos que los de otras especies más omnívoras, como el perro. Aunque todas estas particularidades tienen su significado metabólico, algunas tienen mayor importancia práctica que otras a la hora de considerar la nutrición óptima y las prácticas alimentarias correctas para los gatos domésticos.

Los elevados requerimientos de proteínas del gato doméstico, junto con su necesidad de taurina, ácido araquidónico y vitamina A preformada, obligan a incluir tejidos animales en la dieta de esta especie.

 

Descubre nuestra gama de alimentación completa para gatos adultos clicando aquí

KANEMASTER-Bodegón-gato-300x200

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *