Fallos en la comunicación entre perros

Mucha gente se pregunta por qué sin razón aparente un perro ha sido objeto de la agresividad de otro. En ocasiones se han visto envueltos en un problema de este tipo y puede ser debido a un fallo en la comunicación entre ambos perros. Hoy te explicamos las posibles causas de estos fallos en la comunicación entre perros.

teckel-bulldog

 

En ocasiones se producen conductas no deseadas y reacciones inesperadas entre dos perros. Muchas veces no logramos entender el motivo de dichas conductas, máxime cuando aparentemente no hay motivo que haya provocado dichos problemas. Básicamente los motivos por los cuales pueden aparecer fallos en la comunicación entre perros son cuatro:

  • Falta de aprendizaje en habilidades sociales: los perros que durante el periodo de socialización (entre las 3 semanas y los 4 meses de edad) no se han relacionado con otros perros pueden no entender las señales que les transmiten otros animales o no saber expresar ellos mismos sus intenciones.

  • Problemas médicos: algunos problemas como las infecciones en los sacos anales y/o infecciones vaginales pueden modificar el olor de las secreciones y afectar por tanto a la conducta de otros perros, provocando, por ejemplo la conducta de monta o agresividad. Otro problema que se ha detectado a través de los propietarios de las razas braquicefálicas es que con asiduidad sus perros son objeto de agresiones sin motivo aparente. Se cree que es debido a los sonidos y ronquidos emitidos por estos perros. Estos sonidos no son adecuadamente interpretados o comprendidos por el resto de perros. Esto provoca fallos en la comunicación, ya que los otros perros interpretan vocalizaciones indicativas de agresividad.

  • Aspecto físico: la cría selectiva ha dado lugar en muchas ocasiones a perros que presentan unas características físicas peculiares, por ejemplo, falta de cola, pelo muy largo que tapa los ojos, orejas caídas etc. Estos problemas les impiden comunicar de manera apropiada su estado emocional al resto de perros. Esto se traduce en un número menor de registros para demostrar tanto sumisión como agresividad, por ello, utilizan las conductas de un modo más intenso que el habitual para comunicarse. El resultado en ocasiones son conductas de agresividad y enfrentamientos físicos.

  • Déficits sensoriales: las deficiencias en algunos sentidos como puede ser la vista o la audición pueden impedir que un perro reconozca las señales auditivas y visuales que le transmite otro perro, dando lugar a reacciones de miedo o agresividad por ambas partes.

 

¡Visita nuestra web!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *