Beneficios del animal de compañía en los niños

 ¿Cómo ayuda una mascota en el desarrollo del niño, tanto a nivel psicológico como evolutivo? Hoy os comentamos los beneficios del animal de compañía en el desarrollo de un niño. 

Hace poco compartimos un vídeo en las redes sociales en las que se veía como una madre sorprendía a su hija con la entrega de un gatito nuevo, puesto que el suyo había fallecido recientemente. La niña fue “desbordada” por la emoción, ella ya sabía lo que una mascota implica y le aporta. Vamos a comentar algunos de los beneficios de esta relación:

niña-perro-150x150

  • Un animal de contacto, es mejor transmisor de sentimientos de afecto y seguridad que un animal que no ofrece contacto, como pueda ser un pez.

  • El cariño y amor que se establece entre el niño y el animal de compañía no se transfiere de modo automático, hay que enseñar al niño a transferirlo (ha habido casos en la antigua Roma e incluso durante la Alemania nazi, de personas que eran cariñosas con los animales y crueles con las personas).

  • El amor hacia el animal de compañía hace derivar la atención del niño, antes centrada en sí mismo. Poco a poco, se establece una relación de confianza mutua que le sirve de puente hacia su futuro: sus relaciones con las personas, y hacia una conciencia mayor sobre sí mismo.

  • Es un “antidepresivo” ya que los niños, al igual que los adultos, tienen días de desánimo etc. Un perro, por ejemplo, es capaz de percibir sin dificultad ese estado de ánimo, y allí está para recibirle con cariño y hacerle sentir útil y querido. Las mascotas brindas al niño un bienestar ilimitado.

  • El animal de compañía es un ESPEJO en el que el niño se ve a si mismo, deseado y amado no por lo que pueda llegar a ser o haya podido ser, sino por lo que es.

niño-jugando-perro-1-300x210

  • El niño aprende de la comunicación no verbal, pues sabe que con una simple mirada o incluso con la expresión corporal, puede comunicar sus sentimientos más íntimos con su mascota y esta a su vez con él. Es una comunicación recíproca.

  • Cuando el niño le enseña a su mascota diferentes trucos, descubre que él por su parte debe aprender a controlarse. Al tolerar mejor las dificultades de su mascota, se vuelve más tolerante con su propia dificultad en dominar por ejemplo sus estudios. La mascota desarrolla en el niño la tolerancia para dedicarse durante horas a labores rutinarias y aparentemente infructuosas, al mismo tiempo que desarrolla en su interior unos cimientos de seguridad que le ayudaran mucho en posteriores etapas, ya en su vida adulta.

  • Lealtad: otra lección que le aporta la mascota al niño. Cuando el niño ve que su perro es leal y le defiende, empieza a entender el concepto de lealtad, que NO juzga.

  • El niño ve que el animal trata de ser bueno porque desea que le quieran, y esa lección pueda aplicársela a él mismo. Aprende que si uno desea que le amen, debe de amar. Si uno busca afecto ha de dar afecto.

  • La experiencia clínica ha demostrado que la fobia hacia la escuela o la ansiedad por separación, no suelen ser tan graves en los casos en los que el niño cuenta con un animal de compañía.

niño-burbujas


  • Se ve claramente el principio de “mutualidad” de Erikson (1963): el niño y el perro aprenden que dependen el uno del otro, partiendo de dicha dependencia desarrollará el dar, tomar y compartir.

  • Ocurre lo mismo con muchos otros aspectos, en los que de nuevo el perro funciona como espejo: si el perro enferma y el veterinario le receta medicamentos desagradables, comer alimentos específicos etc, al niño cuando caiga enfermo le será más fácil aceptar las órdenes del médico para curase. Ocurre lo mismo por ejemplo con las pesadillas, si el niño ve que el perro las tiene y que acariciándole se tranquilizada, entenderá que no son dañinas y le ayudará a superarlas.

Podríamos seguir enumerando muchísimos ejemplos los cuales dejaran patente los muchos beneficios que tiene la relación entre un niño y su mascota. Queda demostrada su influencia beneficiosa además de modo global, no solo en el desarrollo psicológico y evolutivo del niño, sino también en la responsabilidad, en el amor hacia la naturaleza y el resto de seres vivos, el amor y respeto por la vida.

La mascota es un vehículo que le ayuda en su aprendizaje y desarrollo, son las experiencias con él lo que hacen que el niño entienda mejor la vida, y se desarrolle de un modo más saludable y sano. Así que, nuestra recomendación es que si dudáis al respecto, no lo hagáis, pues está sobradamente demostrado que la mascota ayudará a vuestros hijos en su desarrollo.

www.vitake.net

Bibliografía: “Psicoterapia infantil asistida en animales” Boris M.Levinson, Ph. D. Fondo editorial

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *